domingo, 25 de septiembre de 2016

COMENTARIOS ELEISON - LINDO QUESO





Número CDLXXX (480)
24 de septiembre de 2016

Lindo Queso

Mons. Williamson




Cuanto más sabrosa la carnada en el anzuelo se pondrá
Más los pobres peces a sus adversarios por amigos tomarán.

En Australia, hace apenas un mes, el Superior General de la Fraternidad de San Pío X pintó una radiante imagen de su – como él espera – inminente sometimiento de la Fraternidad a los oficiales de Roma Conciliar. De un largo discurso, he aquí unos pocos comentarios significativos que él emitió, resumidos o citados completos (en bastardilla):

[ . . . ] Roma nos está ofreciendo una nueva estructura. A su cabeza estará un obispo, elegido por el Papa de una lista de tres miembros de la Fraternidad, nombrados por la Fraternidad. Él tendrá autoridad sobre los sacerdotes, sobre cualquier religioso queriendo unirse a la nueva estructura, y sobre los Católicos que pertenezcan a la nueva estructura. Éstos tendrán un derecho absoluto a recibir de los sacerdotes de la Fraternidad todos los sacramentos, incluyendo matrimonio. Este obispo estará capacitado para establecer escuelas y seminarios, ordenar (sacerdotes), establecer nuevas Congregaciones religiosas. La estructura será como una súper-diócesis, independiente de todos los obispos locales. En otras palabras, para ustedes fieles, no habrá cambio en lo que ustedes han estado ya disfrutando con la Fraternidad. La única diferencia será que ustedes estarán oficialmente reconocidos como Católicos.

Ustedes fácilmente pueden imaginar que habrá choques con los obispos locales. Entonces debemos ser prudentes, pero así como las cosas están ahora, ustedes no pueden imaginarse nada mejor que este ofrecimiento, que es tal que ustedes no pueden pensar que es una trampa. No es una trampa, y si alguien nos hace un ofrecimiento como éste solamente puede ser porque nos desea el bien. Él quiere que la Tradición prospere y florezca dentro de la Iglesia. Es imposible que un ofrecimiento como este pueda provenir de nuestros enemigos. Ellos tienen muchas otras maneras de aplastarnos, pero no esa manera [ … ].

Las afirmaciones resaltadas en negrita llaman a comentario –

* Una “nueva estructura” significa presumiblemente que la estructura de Monseñor Lefebvre para la Fraternidad será, esencialmente, abandonada. Roma está creando una entidad completamente nueva. Adiós, querida FSSPX.

* Un “obispo elegido por el Papa” es extremadamente importante. Y la cabeza de la “nueva estructura” continuará presumiblemente siendo elegida por el Papa. Pregunten a la Fraternidad de San Pedro lo que eso significa. Significó que en los 1990 su propia elección de un Superior General fue anulada por Roma, de manera que la elección de Roma fue instalada a la fuerza (Padre A. D.) para meter a la San Pedro en vereda.

* Noten también cómo este obispo estará capacitado para “ordenar (sacerdotes)” pero no obispos. Roma así tendrá la sartén por el mango sobre la nueva entidad.

* ¿“No habrá cambio”? ¡Pero por supuesto que lo habrá! Roma estará en adelante en control.

* “Ustedes estarán oficialmente reconocidos” – pero, ¿qué Católico necesita un reconocimiento por tales destructores de la Iglesia como lo son sus oficiales neo-modernistas actuales? Cualquier reconocimiento solamente puede ser un mal signo.

* ¿“No una trampa …”? Todo este párrafo es verdaderamente notable.

El autor de estos “Comentarios” se siente obligado a volverse al Ratón Mickey y su amada compañera, la Ratona Minnie, para comentar:

Mickey: Querida, ¿puedes oler ese delicioso queso que yo puedo oler? Oh, mira, ¡aquí está!

Minnie: Pero Mickey, es una ratonera, puesta por el dueño de la casa para liquidarnos. ¿No puedes ver eso?

Mickey: ¡No puede ser una trampa! Te digo, si alguien nos ofrece tan buen queso solamente puede ser porque nos desea el bien. Está claro que él quiere que nosotros los ratones prosperemos y florezcamos dentro de su casa.

Minnie: (implorando) Oh, querido, ¿no puedes acordarte cuantos de nuestros primos murieron de esa manera?

Mickey: Por última vez te digo – y yo nunca me equivoco – ¡es imposible que un queso tan delicioso provenga de nuestros enemigos! Ellos nunca usarían esa manera para aplastarnos.

Minnie: (con un profundo suspiro) ¡No hay mejor manera de aplastarnos! Y, ¿cuántos más de nuestros amigos y parientes van a seguir tu liderazgo? Oh, ¡orgullo masculino!

Disculpen la frivolidad, queridos amigos, es que enfrentamos un verdadero Disneylandia.

Kyrie eleison.


FORTALEZA EN EL PADECER





Pero ¿de dónde viene principalmente a los mártires su fortaleza, en el padecer? Pues les nace de que sus almas están henchidas de luz y de esplendor; les nace de que sienten en su interior la presencia de Jesús, cuya hermosura y gloria los alientan al martirio. Esta es la virtud que apaga las hogueras de su tormento, que torna sus llamas tan suaves como brisa de primavera; por eso las varas con que los azotan les parecen tan blandas, y sus más duros golpes los regocijan cual si fuesen caricias regaladas; por eso el acero se embota en sus carnes dilaceradas, y en sus miembros ensangrentados. Llevan los mártires dentro de sí una fuerza muy superior a la de sus verdugos. Y no es que sus dolores y angustias dejen de ser reales, sino que están modificados, contrastados, casi transformados por la virtud que sacan de sus propias almas, mediante la gracia y el amor en ellas infundidas pródigamente a la hora de padecer por su liberal divino Maestro. 

AL PIE DE LA CRUZ O LOS DOLORES DE MARÍA
Rdo. P. Federico G. Faber

MEDITACIÓN DEL DOLOR VIRTUOSO






 «Dios no eligió como instrumento de redención ni la belleza, ni la sabiduría, ni el genio, ni el poder, ni la gloria, ni ninguna de esas grandes cosas que los hombres persiguen y adoran y por las cuales venden sus almas, sino el dolor, que es algo oscuro, de lo cual  todos los seres huyen, y que sirve a la filosofía puramente humana como argumento contra la existencia de Dios porque no entiende su función compensadora».

Hugo Wast, Flor de durazno.


La civilización del analgésico, que se derrama en vaguedades y en reciprocidades simuladas, en retiradas ominosas de la escena del deber y en un sinfín de cortesías inanes, esta civilización, decimos, logró parir sin esfuerzo -logró sintetizar, más bien, en la glacial asepsia de sus probetas- esta raza de zombis que conviven con la muerte en todas sus formas (señaladamente con la muerte del espíritu) sin siquiera advertirlo, sin que se les escape una queja ni aquel estertor testigo del último rezago de vida que se esfuma a su pesar. Las quejas, más bien, y no por sobriedad estoica, están proscritas en el bazar universal de las distracciones, de las nulidades vinculantes. Es que las conciencias revolucionadas, pese a sus ademanes de autonomía y a su alharaca contracultural, se caracterizan por el más rígido de los conformismos. La rutinización de la actividad mental y la cristalización de ese acotadísimo patrimonio de conceptos que lleva el progre en sus alforjas termina siendo la forma más indecorosa de conservadurismo: la del que entierra el mayor de los dones recibidos (la vida del alma) para que el "progreso", si tal lo hay, pase todo por afuera (en la esfera de los accidentes). Como el bonsai, aquella técnica japonesa consistente en reducir a las especies arbóreas al enanismo merced a la poda sucesiva de sus raíces pivotantes, acá se han cortado a designio las raíces que vinculan al hombre con su nutricio sustrato histórico-cultural, con la experiencia y la sabiduría adquirida por sus predecesores -casi digamos que con todo lo que constituye la específica naturaleza humana-, para dejar apenas en pie un ser postrado en sus proyecciones, un medio hombre digno de otro nombre. Palabras más palabras menos, la paradoja ya había sido advertida por Kierkegaard al promediar el siglo XIX: los hombres se ha abocado a muchas simultáneas especialidades con trágico olvido de lo que es ser hombre.

El recorrido histórico de la gangrena, partiendo -para fijar un punto de partida- del heresiarca sajón hoy próximo a ser canonizado por la Jerarquía descatolizante, supo trazar el curso pendular tan del gusto moderno, y del tratado De servo arbitrio, desarmante alegato en pro de la bestialización de los hábitos, se pasó a la exaltación del libre albedrío, haciendo de esta facultad humana un todo devorador, más o menos como si redujéramos al hombre a su páncreas o a sus intestinos, grabados éstos en blasones y vitoreados por toda una canalla lista a aplastar a quienes se sirvieran recordar, verbigracia, la existencia del sistema nervioso. Vemos, pues, que tanto la negación como la afirmación excluyente del libre arbitrio condujeron a idénticos resultados, tal como una moneda sirve para adquirir lo mismo así se exhiba su cara o su cruz.

domingo, 18 de septiembre de 2016

COMENTARIOS ELEISON - INFALIBILIDAD DE LA IGLESIA




Número CDLXXIX (479)
17 de septiembre de 2016

Infalibilidad de la Iglesia

Mons. Williamson




A los Papas Conciliares tengo que “desobedecer”
Pero que no son Papas, no necesito establecer.

Desde la tierra al Cielo suben problemas. Desde el Cielo a la tierra bajan soluciones. Frecuentemente, un problema católico sólo necesita elevarse para que se vuelva menos problemático. Un ejemplo clásico puede ser el problema de los Papas Conciliares, un problema al cual nos hemos estado enfrentando desde el 2013 como nunca antes, al menos tan brutalmente. Hay de cualquier manera un misterio involucrado, pero si no escalamos suficientemente alto, fácilmente caemos presa de una de las dos tentaciones clásicas: o bien él es el Papa y entonces debo obedecerle, o bien yo no puedo obedecerle entonces él no puede ser Papa. Pero, si yo asciendo por arriba de la humanidad del Papa hacia la divinidad de la Iglesia, entonces me doy cuenta que la llamada infalibilidad Papal es realmente infalibilidad de la Iglesia, lo cual deja mucho más espacio para que este o aquel Papa, o incluso una serie de Papas, sean bastante menos que satisfactorios. Vayamos directo a la definición de infalibilidad de 1870, infalible en sí misma. He aquí el texto con algunas palabras resaltadas y números insertados:

 . . . . Enseñamos y definimos ser un dogma divinamente revelado que el Romano Pontífice cuando habla ex cathedra –esto es, cuando, cumpliendo su cargo de pastor y doctor de todos los cristianos, 1define 2 por su suprema autoridad apostólica que 3 una doctrina sobre la fe y las costumbres 4 debe ser sostenida por la Iglesia universal –, por la asistencia divina que le fue prometida en la persona del bienaventurado Pedro, goza de aquella infalibilidad de que el Redentor divino quiso que estuviera provista su Iglesia en la definición de la doctrina sobre la fe y las costumbres; y, por tanto, que las definiciones del Romano Pontífice son irreformables por sí mismas y no por el consentimiento de la Iglesia. Concilio Vaticano I, Ses. IV, Const. de Ecclesia Christi, Cap. iv.
En este texto vemos claramente las famosas cuatro condiciones para que el Papa esté hablando infaliblemente, pero también vemos que siguen inmediatamente las palabras aquí resaltadas que parecen no ser notadas frecuentemente, pero que dejan bien en claro de dónde proviene la infalibilidad del Papa: no proviene de él mismo sino de la Iglesia. Hagamos una comparación familiar de la vida moderna, a partir de un ama de casa que enchufa su plancha eléctrica en un tomacorriente en la pared. Para que la plancha se caliente, ella debe enchufarla en el tomacorriente, pero la electricidad que luego calentará su plancha obviamente no viene de ella misma, el ama de casa, sino de la central eléctrica local.

Para que una definición Papal sea infalible, el Papa debe enchufar las cuatro condiciones en la Iglesia, por así decirlo, y él es la única y sola persona en la tierra que puede hacer tal cosa, razón por la cual se llama “infalibilidad Papal”, pero la protección infalible del error que entonces él obtiene, no proviene de él mismo sino del Espíritu Santo a través de la Iglesia, un tanto como la electricidad no proviene del ama de casa sino de la central eléctrica a través del tomacorriente. Y entonces así como el ama de casa puede tener todo tipo de cualidades o defectos personales, pero siempre y cuando ella ponga el enchufe de la plancha en el tomacorriente, estos defectos no hacen ninguna diferencia para que su plancha se caliente o no, igualmente el Papa puede ser un Santo o mucho menos que un Santo, pero si él está debidamente nombrado o elegido como Papa, entonces a partir del momento que él compromete las cuatro condiciones, su definición estará necesariamente libre de error.

Lo que esto significa es que siempre que el Papa no involucre esas cuatro condiciones, estrictamente hablando él puede decir absurdos, tal y como el resto de nosotros, sin que la Iglesia cese de ser infalible. Y, de hecho, su Infalibilidad Ordinaria es mucho más importante que esta Infalibilidad Extraordinaria de definiciones Papales, tal como números previos de estos “Comentarios” buscaron ilustrar con otra comparación familiar, aquella entre una montaña y su pico nevado (ver CEs 343 y 344, del 8 y 15 de Febrero de 2014). El pico nevado puede proveer mayor visibilidad pero para ser visibile donde es visto, depende totalmente del tamaño de la montaña por debajo de él. Entonces, una vez que llevamos el problema a las alturas, no es tan importante para la Iglesia si los Papas Conciliares están fuera de su juicio. Podemos sufrir aquí abajo por los Papas falibles, pero la Santa Madre Iglesia permanece serenamente infalible.


Kyrie eleison.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

MONS. WILLIAMSON: PALABRAS DE APOYO A LA SAJM






Un fiel brasileño ha escrito lo siguiente a Mons. Williamson:

“Su. Excia. Revda. Mons. Richard Williamson,

Soy ... de San Paulo, Brasil. Aquí estoy intentando guardar la fe, frecuentando una capilla de la Resistencia. Pero, algo me está preocupando. En Non Possumus, se anunció que Mons. Faure, ha fundado una congregación. Usted, sin embargo, había dicho en la consagración episcopal de Dom Tomás, que no era la intención de hacerlo. Pues nadie en la Resistencia tiene jurisdicción ordinaria, como los obispos diocesanos la tienen. Una explicación teológica será dada, pero esto jamás ha sucedido. ¿La Resistencia está usando de poderes qué no tiene? ¿No es demasiado peligroso una estructura jerárquica con la situación actual? Espero que no me entienda mal, son dudas solamente. De su servidor,"

[carta firmada]

Respuesta de Mons. Williamson:

“Estimado ...,

Discúlpeme si le contesto en inglés. Estoy seguro de que tiene los medios para traducirlo correctamente.

Por mi parte pensaba hasta ahora que una nueva congregación no era ni necesaria ni probablemente posible.

Pero Monseñor Lefebvre obtuvo para la Sociedad San Pío X una autorización oficial, y mientras Monseñor Fellay es infiel a Monseñor Lefebvre, Monseñor Faure es fiel. Por lo tanto, uno puede argumentar que Monseñor Faure tiene una jurisdicción de suplencia, particularmente para encargarse de los 14 buenos jóvenes seminaristas que entraron a su Seminario y que necesitaban, más tarde o más temprano, una estructura a la cual pertenecer. Es de hecho más temprano, es decir ahora, más bien que más tarde, ya que una estructura rival entraba en escena con efectos potencialmente perjudiciales para estos seminaristas y su seminario. Además varios sacerdotes de la Resistencia habían pedido una estructura.

Por eso pienso ahora que ha llegado el momento para una estructura, según las señales de la Providencia que indican su necesidad, y el tiempo dirá si es realizable en el estado caótico de hoy de la Iglesia y del mundo. Monseñor Faure lo está intentando. Puede ser, tal vez, la única manera de ver si es realmente la voluntad de Dios. Puede ser. Veremos. Pienso que las señales son alentadoras. Saludo su valor e iniciativa.

Espero que esto conteste a sus preguntas.

Existe un Canon en el Derecho canónico que dice que “La salvación de las almas es la ley suprema”.

Dios lo bendiga.

+ Richard Williamson”

COMENTARIOS ELEISON - ORIGENES DEL ISLAM




Número CDLXXVIII (478)
10 de septiembre de 2016

Orígenes del Islam

Mons. Williamson




¿Quién se beneficia promoviendo a los adversarios de Nuestro Señor?
Aquellos que sirven a Dios azotándonos con aflicciones.

Al recomendar a los lectores “Complot Contra la Iglesia” por Maurice Pinay, un libro que prueba con abundancia de documentos que el principal enemigo externo de la Iglesia Católica por 2.000 años han sido los Judíos, estos “Comentarios” declararon que los Judíos estaban detrás del Islam, la Masonería y el Comunismo. Ningún lector impugnó que ellos estaban detrás de la Masonería y del Comunismo, pero unos pocos preguntaron qué es lo que demuestra que también estaban detrás del Islam. En realidad, ya que el Islam surgió en el siglo séptimo después de Cristo, no existe para éste nada como la documentación que existe para las raíces modernas de la Masonería y del Comunismo. Además, expertos en Islam dirán que incluso muchos documentos originales sobre el comienzo del Islam habrían sido destruidos, precisamente para ocultar sus verdaderos orígenes. Lo que nos queda aquí son el texto del Corán en sí y argumentos históricos que apuntan a los Judíos como los originadores del Islam.

En cuanto al texto del Corán, uno que lo estudió de cerca antes del Concilio, Hanna Zakarías, llegó a la conclusión en su libro “Verdadero Mahoma, Falso Corán” que éste fue totalmente trabajo de un Rabino Judío. Para apoyar su tesis de que el Islam es simplemente el Judaísmo explicado a los Árabes por un Rabino para convertirlos al único Dios verdadero del Antiguo Testamento, Zakarías sostiene que no hay historia ni detalle en el Corán que no sean específicamente judíos, en referencia al Antiguo Testamento, al Talmud o a otra literatura judía. Solamente un Judío, argumenta él, pudo haber glorificado tanto a Israel como lo hace el Corán, a la cabeza de las naciones, único receptor de la única Revelación del único Dios verdadero. Así, pasajes en el Corán honrando, por ejemplo, a Juan el Bautista y a la Santísima Virgen, los honran puramente como Judíos, cortando toda conexión con la Cristiandad (Sura XIX, 1–21). En cuanto a Jesús, Él pudo haber sido el hijo de María pero ciertamente Él no fue el Hijo de Dios.

Por el contrario, un estudioso post-conciliar del Islam, Laurent Lagartempe, afirma en su libro “Orígenes del Islam” que hay muchas preguntas acerca de la persona histórica de Mahoma y él argumenta que el Corán es una mezcolanza de textos dispares, más o menos estabilizados apenas dos siglos después del comienzo del Islam, para justificar la nueva religión y para actuar como su texto sagrado para rivalizar con el Antiguo y Nuevo Testamentos de Moisés y Jesucristo, respectivamente. Pero Lagartempe no refuta una presencia significativa del Judaísmo en el Corán ni su influencia.

En cuanto a los argumentos históricos para los Judíos estando detrás del Islam, el libro de Pinay documenta el bien conocido papel jugado por los Judíos en ayudar a los Árabes a conquistar la España católica entre 711 y 788, reconquistada por los Católicos solamente en 1492. Lagartempe supone razonablemente que la precedente conquista Árabe del Norte de África desde 647 hasta 710 fue también ayudada por los Judíos, porque aquellos países al sur del Mediterráneo, alguna vez una floreciente parte del Cristianismo, han desde entonces permanecido mayormente bajo control Árabe.

Sin embargo, tal vez el argumento principal para los Judíos estando detrás del Islam es de un orden más general, y difícilmente discutible, apoyado en el papel muy especial jugado en la historia por el pueblo del Mesías, Nuestro Señor Jesucristo. Para empezar, el entrenamiento dado por Dios a los Israelitas para ese papel, se extendió a lo largo de 2.000 años desde Abraham hasta Cristo. Vean en el Antiguo Testamento cuán especialmente Dios tanto los recompensaba como los castigaba, para formarlos como la cuna del Mesías a venir. Eso les dio a los Judíos una familiaridad muy especial con el único Dios verdadero y ellos nunca la perdieron totalmente desde entonces. Y esa familiaridad les da una habilidad especial para fabricar religiones sustitutas que parecen satisfacer las reales necesidades religiosas de los hombres.

Desgraciadamente, ellos rechazaron a su Mesías cuando Él vino, y ese rechazo les da una motivación especial para fabricar falsas religiones con el fin de arrastrar a los seres humanos lejos de Cristo y lejos de la salvación eterna. Aquí está el por qué Maurice Pinay puede mostrar cómo ellos han luchado a través de todos los siglos contra la Iglesia Católica. Hoy ellos están indiscutiblemente detrás de la invasión Musulmana de las que alguna vez fueron naciones católicas de Europa para disolver los últimos remanentes de la Fe y así lograr que esas naciones dejen de oponerse a su Nuevo Orden Mundial.

Kyrie eleison.


“ES LA RELIGIÓN, ESTÚPIDO”






Utilizamos una expresión en bruto que la prensa –de un extremo al otro del arco político y geográfico- ha adoptado en diversos contextos para enfatizar una cuestión que no se quiere o no se puede advertir, por parte de algunos obnubilados, y que sirve para alertar sobre esta ceguera de quienes tienen frente a sí una respuesta que no ven. Es un factor o un hecho que sirve de clave de comprensión de un problema o una crisis y que, finalmente, algunos merecen que se les enrostre con todo rigor y sin diplomacias ni rodeos de falso respeto. Así, sin querer irrespetar la investidura de un sacerdote, cabe bien responder a recientes palabras enteramente acuerdistas del P. Simoulin de la FSSPX, diciendo lo que dice nuestro título.

Es demasiado fácil –parafraseemos al P. Simoulin- dejar de lado las cuestiones doctrinales para hacer creer que la trama del acuerdo con Roma es sólo una situación canónica, y que no hay compromisos para la FSSPX. Es demasiado cómodo (y cobarde) decir que Francisco  “parece por momentos infiel a su cargo”, declinando llamar a las cosas por su nombre y evitando señalar la escandalosa y constante actuación del destructor de todo lo que es católico, Jorge Mario Bergoglio.

Dejamos sentado en otro artículo de la participación de la FSSPX dentro de la dialéctica hegelo-modernista llevada a cabo por Roma, diciendo entre otras cosas:

Pero además, cuando la FSSPX afirma que Roma “no le pide nada a cambio”, el solo hecho de participar –con sus diferencias doctrinales- del juego de tolerancia de contrarios de la dialéctica hegeliana, ya está aceptando deponer las armas cristianas. Bien dice Jean Ousset: “Para conducirnos al ateísmo, el comunismo no exige creer en tales o cuales argumentos abstractos, exige participar en su acción, lo que, en la práctica, es mucho más eficaz. ¡Y cuántos caen en la trampa, con el pretexto de que no se les pide renegar explícitamente de su fe!” (“Marxismo y Revolución”). (acá)

Pues bien, la dialéctica hegeliana es la herramienta o metodología empleada en vistas a consumar enteramente la nueva religión que profesan los modernistas, dentro de la cual tiene cabida la FSSPX. Advierta el lector que la congregación que lleva el nombre del Santo Papa antimodernista, parece haber perdido por completo la noción de lo que es el modernismo. Y se evade el problema principal en todo este asunto: la Roma que propone un “reconocimiento” a la FSSPX profesa otra religión que no es católica. Los conciliares tienen el bautismo católico, pero, ¿tienen la fe católica? 

Veamos lo que dice este breve artículo de un sitio web:

ES OTRA RELIGIÓN

1) En el video con sus intenciones de oración para septiembre, Bergoglio dijo que:
“la humanidad vive una crisis que no es solamente económica y financiera; también es ecológica, educativa, moral, humana. Cuando hablamos de crisis, hablamos de peligros, pero también de oportunidades”.
“¿Cuál es la oportunidad? La de ser solidarios: Vení, ayúdame. Para que cada uno contribuya al bien común y a la construcción de una sociedad que ponga al centro la persona humana”.

EL FENÓMENO HUMANO

2) Y en la homilía pronunciada en la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación-un engendro ecologista al gusto del mandamás-dijo el capuchino Raniero Cantalamessa, predicador oficial de la Casa Pontificia:

“¡Cuánto ha tenido que esperar el universo, qué gran carrera tuvo que tomar, para llegar a este punto! Miles de millones de años, durante los cuales la materia a través de su opacidad, avanzaba hacia la luz de la conciencia, como la linfa que del subsuelo sube con esfuerzo hacia la cima del árbol para expandirse en hojas, flores y frutos. Esta conciencia se alcanzó finalmente cuando apareció en el universo lo que Teilhard de Chardin llama “el fenómeno humano”. Pero ahora que el universo ha alcanzado su objetivo, exige que el hombre cumpla su deber, que asuma, por así decirlo, la dirección del coro y entone en nombre de toda la creación: “¡Gloria a Dios en lo alto del cielo!”.

Ellos tienen otra religión, que no es la nuestra. Démonos cuenta, por amor de Dios.


El P. Simoulin afirma en voz alta: “¡y yo afirmo que todo lo que viene de Roma no es necesariamente “conciliar!”. ¡Por supuesto! El asesino no comete todo el tiempo asesinatos. Si él acaricia un perro, lava sus camisas o ayuda a cruzar la calle a un anciano, sus acciones no son necesariamente asesinas. Pero yo evitaría hacer un trato con él, aceptar una invitación a cenar o buscar su palmadita satisfactoria sobre mi espalda, por más lisonjas que él me dedicara.

sábado, 10 de septiembre de 2016

COMUNICADO DE LA USML







“Los miembros de la Unión Sacerdotal Marcel Lefebvre se reunieron el miércoles 31 de agosto de 2016 en la ermita San Agobardo, en el País Vasco: S.E.R. Mons. Faure, el R.P. Bruno, coordinador, los P.P. Pivert, Trincado, Pinaud, Rioult, Salenave. Ellos hacen saber que:

Recibieron a un nuevo miembro en la Unión Sacerdotal Marcel Lefebvre, el P. Zendejas, ordenado en 1988. Él dejó la FSSPX el 15 de septiembre de 2014 y ejerce actualmente su ministerio en los Estados Unidos, en el Estado de Nueva York.

Constataron que, en razón del buen funcionamiento de la USML, el cargo de coordinador ya no es necesario. Agradecen al P. Bruno por sus buenos servicios en este cargo, que él asumió durante dos años.

Como en el pasado, las decisiones se tomaron de común acuerdo entre los miembros de la USML.

El sitio de internet France Fidèle es el sitio oficial de la Unión.

Para entrar en contacto con la USML, los fieles pueden dirigirse con uno de sus miembros o al secretariado por medio del sitio France Fidèle.

La Unión Sacerdotal Marcel Lefebvre recuerda a los fieles católicos que en conciencia no pueden asistir a la misa de un sacerdote rallié [acuerdista, unionista] respecto de la Roma modernista y que la distinción entre la FSSPX y una sociedad rallié prácticamente ya no existe, como dan fe las declaraciones de Mons. Pozzo y de Mons. Fellay.(*)

Confían su apostolado a la Divina Providencia por las manos de la Santísima Virgen María”.

(*)  (*) Nota de Non Possumus: dado que nos han escrito señalando dificultades en la comprensión de este párrafo, precisamos que la USML reitera la postura que siempre han tenido nuestros Obispos: sin considerar otros elementos de la acción, es moralmente ilícito asistir a la misa de un Sacerdote de la FSSPX que sea rallié, esto es, acuerdista, partidario de la unión con la Roma liberal; y, a contrario sensu, es moralmente lícito asistir a las misas de un Sacerdote de la FSSPX que no sea rallié

CUÁN POCOS SON LOS QUE AMAN LA CRUZ DE CRISTO





Jesucristo tiene ahora muchos amadores de su reino celestial, mas muy poquitos que lleven su cruz.
Tiene muchos que desean su consolación, y muy pocos que quieran la tribulación.
Muchos compañeros para la mesa, y pocos para la abstinencia.
Todos quieren gozar con Cristo, mas pocos quieren sufrir algo por El.
Muchos siguen a Jesús hasta el partir del pan; mas pocos a beber del cáliz de la pasión.
Muchos honran sus milagros; mas pocos siguen el vituperio de la cruz.
Muchos aman a Jesús cuando no hay adversidades; muchos le alaban y bendicen en el tiempo que reciben de El consolaciones, mas si Jesús se escondiese y les dejase un poco, luego se quejarían o desesperarían.
Mas los que aman a Jesús por el mismo Jesús, y no por su propia consolación, bendícenlo en la tribulación y angustia tan bien como en la consolación.
Y si nunca les quisiese dar consolación, siempre lo alabarían y bendecirían, y harían gracias.
¡Oh cuánto puede el amor verdadero de Jesús, sin mezcla de amor propio!
Muy claro está que se pueden llamar mercenarios los que siempre buscan consolaciones.
Ciertamente más se aman a sí mismos que a Cristo los que de continuo piensan en sus ganancias y provechos
¿Dónde se hallará uno que sea tal, que quiera servir a Dios de balde?
Pocas veces se halla alguno tan espiritual, que esté desnudo de todas las cosas.
¿Quién hallará el verdadero pobre de espíritu, desnudo de toda criatura? De muy lejos y muy preciado es su valor.
Si el hombre diere su hacienda toda, aún no es nada.
Si hiciere gran penitencia, aún es poco.
Aunque tenga toda la ciencia, aún está lejos.
Y si tuviere gran afección y muy ferviente devoción, aún le falta mucho.
Y es una cosa que ha mucho menester, que dejadas todas las cosas deje a sí mismo, y salga de sí del todo y muy del todo, que no le quede nada de amor propio.
Y cuando conociere que ha hecho todo lo que debe hacer, piense haber hecho nada, y no tenga en mucho tener de qué le puedan estimar por grande: mas llámese en verdad siervo sin provecho, como dice la verdad: Cuando hubiereis hecho todo lo que os he mandado, aún decid: Siervos somos sin provecho. Y así podrá ser pobre y desnudo de espíritu, y decir con el Profeta: Uno solo y pobre soy. No hay alguno más rico, ni más libre, ni más poderoso que aquel que sabe dejarse a sí y a toda cosa, y ponerse en el más bajo lugar.


Imitación de Cristo, Kempis, Libro II, Cap. XI.

martes, 6 de septiembre de 2016

EL ÚLTIMO LUGAR





“Lo que nadie envidia es el último lugar. Y este último lugar es lo único que no es vanidad y aflicción de espíritu…Sin embargo, “el hombre no es dueño de su camino”, y a veces comprobamos con sorpresa que estamos deseando lo que brilla. Entonces, coloquémonos humildemente entre los imperfectos, considerémonos almas pequeñas a las que Dios tiene que sostener a cada instante.
Cuando él nos ve profundamente convencidas de nuestra nada, nos tiende la mano; pero si seguimos tratando de hacer algo grande –aunque sea bajo pretexto de celo- Jesús nos deja solas”.

Santa Teresa del Niño Jesús



La Parábola del Último lugar (leída el Domingo próximo pasado) no deja de ser un permanente aviso y llamado a combatir la soberbia que nos lleva a buscar los mejores y privilegiados lugares, y en el caso de los católicos de la Tradición o Resistencia, con la “excusa” de poder realizar un mejor apostolado, de hacer valer un “derecho” o de “hacer más visible y destacada” la fe. Dijo Nuestro Señor de los Fariseos que “quieren tener los primeros puestos en los banquetes y en las sinagogas” (Mt. 23,6), porque aman el ser vistos y ser tenidos por los mejores, los más observantes y los más ejemplares. La situación no deja de repetirse en sus diferentes caracteres protagónicos y hasta en apariencia antagónicos entre sí, ya sea en disputas o en negociaciones y “diálogos cordiales” por el privilegio de ser quien más cerca se siente de la cabecera en el banquete. Veamos lo que ocurre en las filas de la Tradición católica.

1)Los líderes de la Neo-FSSPX, claman desde hace mucho tiempo y cada vez con mayor premura por lograr ubicación destacada y “reconocida” en el banquete conciliar. Habiendo sido gloriosamente expulsados de tal banquete –no del Banquete de Nuestro Señor- en tiempos de Mons. Lefebvre, posteriormente buscaron y aceptaron las negociaciones con los mayordomos liberales y modernistas, con objeto de obtener al fin un “buen lugar” en el banquete que preside el apóstata Francisco, que no Cristo, pues Éste en tal banquete es el mayor desplazado – Jesucristo es para los modernistas apenas “una articulación que está también en el Dios de Moisés y en el de Alá, en el Brahma, en el Buda, en el Tao, en todas las divinidades que son nada más que una, plasmada por la historia de los hombres que la piensan” (sic, ver  acá) y no el Rey de reyes y Señor de señores, único Camino de salvación, Verdad y Vida. Es así como neo-fraternitarios preparan sus mejores sonrisas comerciales para sentarse allí donde los que se exaltan a sí mismos comparten viandas envenenadas con quienes llevan las vestiduras manchadas por la herejía, la blasfemia y la impiedad. Los asientos están dispuestos, pero no serán ubicados en lugares de privilegio, sino en lugares deshonra y carestía espiritual. Los enemigos de Cristo no honran a los soldados de Cristo. Y quien rinde sus armas ante los enemigos de Cristo merece sólo el desprecio. El que se exalta a sí mismo será humillado.

2)Las congregaciones “Ecclesia Dei” o simplemente conservadoras o tradicionales que aceptaron principios liberales para ser tolerados por los herejes modernistas, ya consintieron hace mucho tiempo ser comensales de tal banquete. Si hay algunos platos que no son de su gusto ponen mala cara, pero su protesta no llega a variar el menú ni mucho menos hacer que los cocineros dejen a un lado el veneno con que elaboran y sazonan la comida. Algunos querían tener el “honor” de estar en ese lugar de privilegio, otros sumisos a una obediencia ciega los siguieron; sin embargo los modernistas los desprecian y ellos ya no pueden afirmarse en el último lugar, aquel de la verdad que resiste toda combinación con el error y la traición afirmándose en voz alta.

3)Algunos grupos de sedevacantistas y otros tradicionalistas que no se atreven a admitir tal su posición, se ensalzan a sí mismos adoptando una postura “dura” en su apariencia, barnizándose de un integrismo de espadas flamígeras que no se mezcla con “resistentes fláccidos, debiluchos o impotentes” a quienes gustan denigrar mediante mentiras y calumnias que alternan con beaterías y piedades de utilería. Ellos mismos se colocan a la cabeza de su banquete, publicitando orgullosamente su derecho a no obedecer a nadie pues nadie fiel queda en el mundo, excepto ellos. Pero, el que se exalta a sí mismo, será humillado.